Saltar al contenido

¿Qué es la tasa de rebote y cómo reducirla en su sitio web?

¿Alguna vez ha mirado una tienda y la ha dejado inmediatamente? Quizás no te gustó su look o te diste cuenta de que no hay lo que buscas. Cualquiera sea la razón, solo ha mirado la tienda por un tiempo, después de lo cual simplemente se ha «desviado» de ella. Lo mismo puede suceder en su sitio y esto no es bueno. Una alta tasa de rebote muestra que algo es disuadido por los visitantes de su sitio web. Rápidamente la abandonan para encontrar una mejor respuesta a su consulta. Afortunadamente, existen formas comprobadas de reducir este factor. Los visitantes no solo permanecerán más tiempo en su sitio, sino que también aumentarán las posibilidades de que realicen una compra. Antes de pasar a estos métodos, veamos más de cerca cuál es el coeficiente de reflexión.

Tasa de rebote: ¿qué es?

La tasa de rebote (en inglés: Bounce Rate) es el porcentaje de personas que visitaron su sitio web y lo abandonaron después de ver solo una página. No hacen clic en ningún enlace interno ni reaccionan a ninguna llamada a la acción.

En resumen, el visitante «rebota» de la página y no le presta demasiada atención. Aunque la definición en sí es simple, las razones detrás de este fenómeno pueden ser más avanzadas. Echemos un vistazo a cinco formas probadas de ayudarlo a reducir este valor.

Acelere el tiempo de carga de la página

Mucha gente asume que la causa de la alta tasa de rebote son los problemas de contenido del sitio. De hecho, en muchos casos, los visitantes no leen el contenido de la página en absoluto, porque la abandonan demasiado rápido. El tiempo de carga a largo plazo es uno de los peores problemas que puede encontrar un sitio web. No importa lo bueno que sea el contenido, si nadie lo lee.

¡El 47% de los usuarios de Internet espera que el sitio se cargue en 2 segundos o menos!

Algunos consejos sobre cómo acelerar el tiempo de carga:
– Optimizar gráficos según el tipo de página,
– Optimizar el código de la página,
– Elija un mejor alojamiento: los problemas pueden deberse a un servidor débil.

En realidad, use paneles laterales y widgetsver.

Es difícil encontrar un blog que no tenga ningún elemento en el panel lateral; generalmente encontramos allí elementos de navegación o enlaces a otro contenido.

Sin embargo, volver a empaquetar el margen de su sitio con anuncios no relacionados, recompensas, insignias y otras cosas innecesarias puede abrumar al visitante y hacer que abandone la página. Si desea enfatizar algún contenido en el panel lateral, hágalo para que realmente brinde un beneficio adicional. Incluya enlaces a artículos relacionados que amplíen el tema. De esta forma atraerá lectores a su sitio web durante más tiempo. De manera similar, si coloca premios, certificados y condecoraciones allí, deje que provengan de las fuentes más confiables para que realmente sirvan a su propósito.

En cuanto a las ventanas emergentes, obviamente tienen su lugar. Si se utilizan correctamente, pueden resultar muy eficaces. Sin embargo, al mismo tiempo pueden distraer e irritar al visitante. Dé tiempo a los visitantes para que se familiaricen con el sitio antes de ofrecerles suscribirse al boletín. No presione demasiado ni demasiado fuerte.

Mejorar la legibilidad del contenido

Una experiencia de usuario realmente buena se produce cuando el contenido del sitio es claro y fácil de recibir. El contenido mal formateado y los grandes bloques de texto desalientan la lectura. Por supuesto, una gran cantidad de texto tiene un efecto positivo en el posicionamiento, pero siempre conviene tener en cuenta la denominada “media dorada”. La longitud preferida del texto en un sitio determinado siempre depende de la especificidad del texto.

Es bueno seguir las siguientes prácticas al crear contenido:
– Utilice títulos con frecuencia para dividir temáticamente,
– Utilice listas con viñetas al calcular los beneficios o dar consejos breves,
– Siempre que sea posible, publique fotos, gráficos y citas de expertos de la industria,
– En negrita algunas palabras clave y fragmentos importantes.

Las entradas del blog terminan con el título «resumen». De esta forma, animas al lector a leer el texto hasta el final y arreglar bien toda la hebilla.

Usar enlaces internos

La vinculación interna (internal linking) es una estrategia que puede ayudar de manera efectiva a eliminar una alta tasa de rebote. Un ejemplo pueden ser los sitios web escritos en forma de enciclopedias, en los que encontramos muchos enlaces internos. Por supuesto, los sitios web enciclopédicos se rigen por sus propias leyes. La alta densidad de enlaces en un sitio web típico puede disuadir a los lectores.

Los enlaces deben usarse estratégicamente: coloque enlaces a otros artículos útiles o a la oferta, si está relacionada con lo que mueve el texto. También es bueno colocar enlaces al final del artículo; de esta manera, después de leer todo, el visitante no abandonará la página por completo, sino que estará listo para la siguiente parte del contenido.

Por supuesto, el tipo de página también es importante. En el tipo de página de destino, cualquier enlace que no sea una llamada a la acción puede dañar la conversión. En esta situación, es mejor deshacerse de ellos para ayudar al lector a concentrarse en una actividad y permanecer dentro de un sitio.

Ajustar páginas 404

La página 404 (Page 404) aparece cuando el visitante hace clic en el enlace que conduce a la subpágina rota y no perforada dentro de su sitio. Es una buena idea personalizar la página para que, en lugar del texto predeterminado, aparezcan allí los enlaces internos y la herramienta de búsqueda de contenido. Generalmente, el sitio es para ayudar al visitante a encontrar lo que realmente está buscando o redirigirlo a otro contenido interesante.

Resumen

Los consejos anteriores pueden ayudarlo a eliminar la alta tasa de rebote. Recuerde que cuanto más tiempo pasen los visitantes en su sitio, mayores serán las posibilidades de que se produzca una conversión.

Publicado enBounce rateCambiar textoParafrasear onlineRedacción webSEO