Saltar al contenido

Ciclo de vida del producto: consulte la información más importante

¿Eres responsable de introducir un nuevo bien en el mercado? Entonces probablemente sepa lo que significa el ciclo de vida del producto. Sin embargo, el “comedor de pan” promedio no siempre es consciente de que los productos, como los humanos, pasan por fases específicas durante su vida. ¡Y ellos también mueren! En este sentido, los negocios son un buen reflejo de los ciclos naturales. ¿Qué significa esto en la práctica?

Antes de servir un ejemplo del ciclo de vida de un producto, comencemos con lo básico…

¿Qué significa el ciclo de vida del producto?

En los términos más simples, el ciclo de vida de un producto es el período durante el cual un bien está disponible para los consumidores. Es decir, está en el mercado de compradores y los recomienda a su atención. Quien se pregunta cómo hacer un ciclo de vida del producto y qué se puede esperar de él, respondemos de una manera nada sorprendente. ¡Lo mismo que después del ciclo de vida humano!

>> Monitoreo de marca 2.0: cómo analizar de manera eficiente y rápida su marca, productos y competencia en línea <<

Al principio, aparece una idea para un producto determinado. Posteriormente, llevamos a cabo diversas actividades encaminadas a que “la palabra se haga carne”. Aunque en este caso sería más adecuado escribir un pensamiento. O una idea. El diseño del producto en sí, su mejora y pruebas, embalaje adecuado (físico y de marketing). Tenemos mucho que hacer antes de que los productos con el logotipo de nuestra empresa lleguen a los estantes de las tiendas y a las manos de los consumidores.

En un momento en que nuestras visiones obtienen el milagro de la encarnación, es posible trabajar en toda la estrategia de promoción y determinar el camino de introducción del producto al mercado.

¿Estaremos extendiendo alfombras rojas y llamando para obtener más información sobre nuestro nuevo producto a través de megáfonos? ¿O tal vez preferimos hacerlo más “tranquilamente”? Todos los trucos están permitidos, dependiendo de la estrategia elegida. Sin embargo, antes de llegar allí, primero echemos un vistazo a las fases específicas. El ciclo de vida del producto es bastante esquemático en este sentido, no habrá sorpresas.

Ciclo de vida del producto – fases

Cada producto pasa por diferentes fases de su existencia. Relacionándolos con fases individuales de nuestra vida, podemos hablar de nacer, crecer, madurar y… sí, morir. Aunque, en el caso de los productos, podemos resistir a la “muerte” y luchar para alargar la vida. Para que este sea el caso, necesitamos conocimiento sobre todo el ciclo con un enfoque en industrias y bienes específicos. Habrá mucho trabajo, pero… la inmortalidad merece la pena, ¿no?

Las fases particulares de la vida de un producto introducido en el mercado difieren principalmente en la cantidad de ingresos y ganancias.

La primera fase del ciclo
Introducción de la mercancía al mercado, es la más difícil para la empresa. ¿Por qué? Porque soportamos costes elevados y el beneficio es prácticamente nulo. El producto es desconocido, por lo que su distribución suele ser difícil y requiere mucha implicación en la promoción.

Este es el momento en que debe ser paciente y una observación cuidadosa. La introducción de un nuevo producto debe incluir el tiempo adicional necesario para adquirir un cliente. Convencerse de que el producto es de calidad y lo suficientemente bueno para ser comprado. En este punto, necesitamos “pausar las riendas” y esperar reacciones. Aquí, la recopilación de opiniones de los consumidores y la apertura a la retroalimentación funcionarán.

Pero eso no es todo. La transición exitosa a través de la primera fase del ciclo de vida del producto depende de la correcta selección de estrategias de marketing. Citando a la Enciclopedia de Gestión, podemos considerar 4 estrategias básicas utilizadas en la etapa de introducción de un nuevo bien al mercado:

– Estrategia rápida de “recogida de crema” : caracterizada por establecer un precio inicial alto para un nuevo producto y una promoción intensiva. Este enfoque funciona especialmente cuando el producto ofrecido no tiene competencia y nuestra empresa disfruta de una opinión impecable de los clientes. ¿Objetivo? Obtenga ganancias rápidamente.
– Estrategia lenta de “recogida de crema” : en este caso, el precio inicial del producto también es alto, pero limitamos los costos asociados con la promoción. Podemos permitírnoslo si nuestra marca tiene una posición establecida en el mercado y la demanda del bien que ofrecemos es limitada.
– Estrategia de penetración rápida– a diferencia de las estrategias anteriores, aquí aplicamos el principio de mantener un precio de producto bajo y un alto gasto en promoción. Este enfoque funciona bien con una fuerte competencia y un gran mercado. No hay nada que ocultar; sin embargo, es un juego bastante caro.
– Estrategia de penetración lenta : el precio también es bajo aquí, y también estamos limitando nuestro gasto en publicidad. Este enfoque funcionará en una perspectiva más amplia, pero tendremos que esperar a obtener ganancias en función de la escala. Vale la pena considerar elegir esta estrategia si operamos en un mercado amplio y muy competitivo, y queremos llegar a una audiencia amplia.

La segunda fase del ciclo de vida del producto
Después de las dificultades y los altos costos en los que incurrimos en la primera fase, es hora de “rebotar”. Se trata, por supuesto, del aumento de las barras de ventas. Sus picos se alcanzarán en la tercera fase, pero aquí ya podemos hablar de un éxito gradualmente creciente y un nivel de ganancias sistemáticamente creciente.

>> Colores en marketing. La importancia de la psicología del color en los negocios <<

Alcanzar tales resultados solo es posible si nuestros consumidores aceptan el producto y creen en “nuestra filosofía de marca”. Es importante destacar que la segunda fase del ciclo de vida del producto no puede calmar nuestra vigilancia. Si va bien, vigilemos el pulso. La competencia es feroz y nos mira constantemente. Cuidemos de mantener el nivel y la más alta calidad del producto. ¿Quizás incluso valga la pena considerar su mejora para cumplir con las expectativas de los destinatarios de manera aún más precisa?

La tercera fase de la vida del producto
Nos arriesgamos a decir que ya era bueno, ¡y ahora será aún mejor! El tercer nivel del ciclo de vida del producto se denomina fase de madurez del mercado. Se caracteriza por el más alto nivel de ventas y ganancias. Después de que alcanza su clímax, el mercado está saturado.

Nuestro producto es elegido por clientes habituales que no necesitan incentivos adicionales ni incentivos publicitarios. La mercancía ha sido aceptada y apreciada por ellos, por lo que deciden añadirla de nuevo a la cesta. Varias promociones reforzarán la garantía de que tomarán una decisión de compra positiva. Así que simplemente jugando con el precio.

En esta etapa, nuestro principal objetivo debe ser mantener nuestra posición en el mercado mientras ganamos nuevos segmentos. En la literatura sobre el tema, se incluye en la definición de una estrategia de marketing defensiva y ofensiva.

La cuarta fase de la vida del producto
Pasamos a la última, la cuarta fase. La caída no suena demasiado optimista, pero es una consecuencia natural del desarrollo del producto. Llegamos a este punto con mayor frecuencia como resultado de la competencia y la saturación del mercado. Además, es posible que el producto que ofrecemos simplemente no sobreviva la prueba del tiempo, como resultado de los avances tecnológicos o los cambios en las preferencias de los consumidores. ¿Quién se convierte en nuestro grupo objetivo? Resistente al cambio y la innovación.

En esta etapa, la mayoría de las empresas deciden “matar” el producto ofrecido. La aniquilación suele tener lugar después de utilizar todas las materias primas que componen el producto o vender sus últimos elementos (por ejemplo, debido a una reducción del precio).

Sin embargo, si el fabricante sabe cómo extender el ciclo de vida del producto y quiere mantenerlo en el mercado, ¡este es el último momento! La implementación de supuestos puede traducirse en un cambio en la apariencia, función o aplicación de nuestro producto.

Sin embargo, debe tener en cuenta que puede ser un esfuerzo costoso sin un final satisfactorio.

Importante
Para administrar racionalmente un producto en cada etapa de su existencia, es necesario tener conocimiento de la especificidad de las actividades de marketing y delimitar el objetivo en cada etapa. Esto nos permitirá no solo optimizar el proceso de introducción, venta y retiro de un producto, sino también aclarar la duración de su ciclo de vida. Pueden ser solo unas pocas semanas (el curso del ciclo será muy rápido y la demanda de un bien específico será corta) o muchos años.

Ciclo de vida del producto: un ejemplo

Ya había mucha teoría, que ahora presentaremos en un ejemplo seleccionado. El ciclo de vida del producto que veremos más de cerca se relacionará con un teléfono móvil. ¡Extremadamente duradero!

Fase INTRODUCCIÓN
Ponemos gran énfasis en la innovación. En los mensajes al destinatario, señalamos en qué se diferencia el producto de la propuesta de la competencia. En el caso de nuestro teléfono móvil inventado, puede ser, por ejemplo, una funda muy resistente que aguante una caída desde un piso 30 y deje el teléfono intacto.

Si existen modelos similares en el mercado, destaquemos que el smartphone también es ligero y elegante. No importa, ¡compramos con los ojos y nos gustan las cosas bonitas! Si añadimos prestigio y un grupo objetivo reducido, ¡presentaremos un fuerte objeto de deseo en el mercado! Juguemos con su precio y ajustemos los costes de promoción al objetivo. ¡Aquí, toda evidencia de frescura absoluta y oferta inigualable vale su peso en oro!

Fase de CRECIMIENTO
Nuestro smartphone ya tiene sus fieles seguidores. También es bastante reconocible en el mercado y su posición está más establecida. Nos jactamos de ello en nuestros anuncios, desglosamos fortalezas que han sido verificadas por el mercado.

Podemos, por ejemplo, mencionar que desde hace 2 años el teléfono que proponemos ocupa una posición indiscutible como líder en las pruebas de resistencia a una caída desde 15 metros. Apóyelo con resultados de investigación y comentarios de clientes satisfechos. La información sobre la fuerza de nuestra marca también resultará útil.

Fase de MADUREZ
En esta etapa del ciclo de vida del producto, todos (o al menos la mayoría) saben qué funciones ofrece un teléfono inteligente y cuáles son sus puntos fuertes. También se puede confiar en nuestra empresa y esto es sobre lo que construiremos nuestro mensaje.

La fase de crecimiento es el momento en el que tenemos que pensar en captar la atención de los clientes con promociones. Nuestro grupo objetivo es específico. Confiamos principalmente en clientes confiables que ya han lanzado nuestro producto a la canasta una vez. Y quieren volver a hacerlo. ¿Quizás valga la pena sorprenderlos con algo?

¿Qué tal actualizar el modelo inmortal y agregarle un toque de estilo de diseñador? ¿Quizás algunas características nuevas en el bono? ¡Una promoción que suponga una caída temporal del precio también suena bien!

Fase DECLINE
Esta es la última campana. Y literalmente, tanto para la empresa como en la comunicación con el cliente. Su producto estará fuera del juego en un momento. Será superado por la competencia, la nueva tecnología y un diseño más interesante. ¿Qué hacemos?

¡Ofrecemos el modelo icónico de nuestro teléfono inteligente a un excelente precio! ¡Solo ahora, solo hasta fin de año, puedes comprarlo un 15% más barato!

¿Qué ganamos con este juego? Nos estamos deshaciendo de los últimos modelos y preparándonos para lanzar un nuevo teléfono al mercado. El rey ha muerto ¡larga vida al rey! Esperamos que nuestro artículo haya agotado el ciclo de vida del producto. Quien todavía se siente insatisfecho con el contenido valioso, lo invitamos a continuar buscando en nuestro blog.

Publicado enMercadeo en líneaParafraseoParafraseo onlineParafrasis generador