Saltar al contenido

Relaciones públicas, ¿qué es? ¿Cuáles son las diferencias entre relaciones públicas y marketing?

Las relaciones públicas a menudo se asocian principalmente con las relaciones con los medios, lo que significa que muchas personas ignoran esta área. Sin embargo, vale la pena darse cuenta de que sin relaciones públicas es muy difícil o incluso imposible crear una imagen positiva de la empresa. El marketing por sí solo no es suficiente para establecer relaciones duraderas con los clientes. ¿Qué significa relaciones públicas?

Relaciones públicas – definición

No todo el mundo puede explicar qué significa PR, y vale la pena conocer este concepto. En definitiva, es una estrategia de comunicación que permite construir una relación entre la empresa y su entorno. No son solo clientes, sino también la comunidad local y los empleados. También es interesante que no existe una definición única que explique qué hace exactamente esta área. Los más antiguos, de la década de 1920, se centran principalmente en la función de información. Con el tiempo, también se tuvieron en cuenta otros aspectos, incluidos los analíticos y consultivos. Una de las definiciones más populares hoy en día es la de la Asociación Estadounidense de Relaciones Públicas. Pone énfasis en la construcción de relaciones y compromiso, y no sólo en la creación de opiniones y publicidad para la empresa.

Relaciones públicas y marketing: ¿cuáles son las diferencias?

Además de explicar qué son las relaciones públicas, también es necesario distinguirlas del marketing. No son lo mismo, aunque las zonas se complementan. Las relaciones públicas están íntimamente relacionadas con la política de información de la empresa, sus relaciones con el entorno, la cultura y la gestión. A su vez, el marketing se enfoca en aquellas actividades relacionadas con el mercado y los clientes que van a incrementar el proceso de producción y crear demanda. Esta área está orientada principalmente a satisfacer las necesidades de los consumidores y al mismo tiempo aumentar los ingresos de la empresa.

>> Causas relacionadas con el marketing <<

PR es un concepto más estrecho. Apoya la estrategia de marketing y, en ocasiones, también es su elemento importante e indirectamente aumenta el interés en los productos o servicios ofrecidos. Por lo tanto, las relaciones públicas pueden complementar al marketing y lograr de manera conjunta los objetivos planteados por la empresa. Facilita generar confianza en la empresa, y esto es importante a la hora de tomar decisiones de compra. Este PR en gran medida crea su imagen, así como también informa sobre la actualidad, que puede ser, por ejemplo, la entrada a nuevos mercados, la ampliación de operaciones o la introducción de nuevos productos a la oferta.

¿Por qué a veces se confunden las relaciones públicas con el marketing? Esto puede estar influenciado por el hecho de que se utiliza como una herramienta de comunicación entre la empresa y la comunidad. Por lo tanto, es crucial distinguir entre las tareas realizadas por estas dos áreas. Esto es importante especialmente desde la perspectiva de los emprendedores, porque solo así es posible desarrollar una estrategia efectiva que asegure el éxito en el mercado.

Relaciones públicas, ¿para qué?

Las actividades de relaciones públicas bien pensadas y bien realizadas significan que la empresa deja de ser anónima. Obtiene reconocimiento y, por lo tanto, puede lograr sus objetivos y, especialmente, aumentar las ganancias. Gracias a las relaciones públicas, puede distinguirse efectivamente de la competencia y construir gradualmente una imagen positiva, mientras gana la confianza de un número cada vez mayor de personas. Al combinar hábilmente esta área con el marketing, puede acercarse a los clientes y cumplir con sus expectativas. Esto es propicio para crear buenas opiniones y asociaciones.

>> Áreas de mercadeo <<

Todavía hay muchas empresas que descuidan las relaciones públicas. A veces esto se debe a un presupuesto limitado, pero a veces está relacionado con una percepción errónea de este tipo de actividad. Hay gente que equipara erróneamente las relaciones públicas con la mentira y la manipulación. Traducido literalmente, el término significa relaciones públicas. Esta área incluye todas las actividades que permiten el contacto con el entorno y la creación de asociaciones positivas en el contexto de la empresa. Están dirigidos a dos colectivos:

– Destinatarios internos : incluye personas dentro de una organización determinada. Esto incluye el consejo de supervisión, la gerencia, los empleados, los accionistas y los sindicatos. En este caso, las relaciones públicas se utilizan principalmente para integrar y motivar a todo el equipo, pero también para aumentar la conciencia de la misión, la identidad y los objetivos de la empresa.
– Destinatarios externos : incluye a todas las personas que no están directamente relacionadas con la organización. Se trata principalmente de clientes (incluidos los potenciales), medios de comunicación y diversas instituciones.

Además de la función de información e imagen, las relaciones públicas también realizan varias otras:

– coordinación – permite armonizar las actividades realizadas en la empresa,
– estabilización – en situaciones de crisis ayuda a estabilizar las relaciones con el entorno,
– persuasivo – fortalece la actitud positiva de los destinatarios hacia la empresa,
– contacto – permite mantener buenos contactos con el medio ambiente,
– preventivo – evita que los problemas se desarrollen a mayor escala, permite que se resuelvan en una etapa temprana.

Actividades de relaciones públicas

De hecho, las actividades de relaciones públicas son muy diversas. Los más importantes son:

– Relaciones con los medios: en otras palabras, cooperación con los medios. Son las relaciones públicas las que se ocupan de mantener el contacto con los periodistas, gracias a los cuales aparece información sobre la empresa, sus logros, etc. en prensa, televisión y otros canales. eventos.
– Gestión de crisis : acciones realizadas en situaciones repentinas, difíciles e inesperadas que pueden afectar negativamente la imagen de la empresa. Su objetivo no es encubrir la verdad, sino tomar medidas que eliminen los efectos de la crisis o los reduzcan al máximo.
– Identidad Corporativa (CI)– en otras palabras, crear la identidad de la organización. Esta área incluye todas las actividades que permiten construir y consolidar una forma estrictamente definida de percibir la empresa entre los destinatarios. La atención al detalle y la consistencia juegan un papel importante aquí. CI significa, por ejemplo, logotipos, sellos, tarjetas de presentación o colores utilizados por la empresa.
– Publicaciones propias – todas las publicaciones emitidas por la empresa relacionadas con sus operaciones diarias. No se trata solo de folletos y carpetas, sino también de informes financieros, informes anuales e incluso un sitio web.
– Cabildeo : actividades destinadas a ganarse el favor de los medios de comunicación, las autoridades y otras partes interesadas. Pueden llevarse a cabo tanto a escala local como nacional. El cabildeo ayuda a difundir ideas importantes para la empresa.

Para que las relaciones públicas ayuden a una empresa, deben basarse en una estrategia cuidadosamente preparada. Cada paso debe estar bien pensado, ya que un error aparentemente pequeño suele costar mucho. Cabe señalar que las actividades de relaciones públicas se basan en el diálogo, es decir, en la comunicación bidireccional. Esto distingue esta área de la publicidad regular que es unilateral y no espera comentarios. Actualmente, PR participa en la comunicación con los clientes y es útil en cada etapa de la actividad de la empresa. Brinda mucho apoyo durante su establecimiento y creación de conciencia, así como más tarde, al introducir nuevos productos en el mercado, realizar campañas sociales y cambios de marca.

Objetivos de relaciones publicas

Los objetivos de las relaciones públicas se pueden dividir en:

– estratégico,
– operativo.

Una imagen concreta de la empresa es un objetivo estratégico. Determina el estado que debe alcanzarse mediante la implementación del plan desarrollado. Motiva y muestra el curso de acción correcto. Un ejemplo de tal objetivo puede ser mejorar la opinión sobre una organización en la industria o fortalecer la relación entre esta y los clientes. Los objetivos estratégicos se centran en la gestión de problemas, imagen y relaciones. En su mayoría se influyen y se complementan entre sí.

Los objetivos operativos son más precisos y su implementación facilita la consecución de los objetivos estratégicos fijados. Se formulan teniendo en cuenta el principio SMART , es decir:
S – Especificado,
M – Medible,
A – Ambicioso,
R – Realista,
T – Con límite de tiempo.

Un ejemplo de un objetivo operativo es aumentar el número de miembros del programa de fidelización de la empresa en un 40 % en un plazo de 6 meses. Cada uno debe estar redactado de tal manera que sea detallado y, al mismo tiempo, medible. También es importante que los objetivos operativos motiven a la empresa a actuar y desarrollarse. Sin embargo, al establecerlos, debe asegurarse de tener las herramientas para implementarlos.

Es importante formular de forma adecuada los objetivos que la empresa debe alcanzar a través de las RR.PP., porque de ello depende la posterior medición de sus efectos. Para la evaluación, necesita herramientas que le permitan seguir el progreso de las campañas organizadas y le den acceso a varias estadísticas. ¿Cuáles vale la pena usar? Depende en gran medida de lo que la empresa quiera lograr exactamente a través de las actividades de relaciones públicas. Por ejemplo, Google Analytics o Brand24 pueden resultar útiles (especialmente para el seguimiento de medios). A la hora de verificar los efectos, se deben tener en cuenta ciertos indicadores, tales como:

– el número de menciones de la empresa, tanto en canales oficiales como en foros de internet, blogs, etc.,
– variedad de contenidos publicados,
– tráfico en la web corporativa.

No existe un método único y estrictamente definido para analizar los efectos de las relaciones públicas, lo que puede ser un gran problema para las empresas. Además, esta área poco a poco va entrando en otras áreas, complementándolas (por ejemplo, marketing), y esto es un obstáculo adicional. Aunque analizar la efectividad de las relaciones públicas no siempre es fácil, vale la pena asumir esta tarea para ver si la empresa realmente va en la dirección correcta.

Tenga en cuenta que las relaciones públicas juegan un papel muy importante. Actualmente, la reputación y la percepción de la empresa son sumamente valiosas. A menudo son los que en gran medida te permiten alcanzar el éxito en la industria, y un error es suficiente para perder tu posición que se ha construido durante muchos meses o años.

Publicado enCambiar sinonimoParafrasear onlineParafraseo AplicacionRelaciones públicas