Saltar al contenido

Modelo de negocio: ¿qué es y cómo crearlo?

El modelo de negocio describe con precisión cómo su negocio va a ganar dinero. En la práctica, se reduce a determinar qué pretende vender a qué clientes, con qué propósito, cómo pretende proporcionar este valor a los clientes y, sobre todo, si (y cuánto) su empresa puede ganar con ello. En otras palabras, al construir un modelo de negocio, puede hacerse las preguntas correctas sobre los elementos clave de su negocio. En el siguiente artículo aprenderás qué es un modelo económico y cómo construirlo.

>> Como escribir un artículo Guía paso por paso <<

La gran mayoría de las empresas operan en industrias altamente competitivas y mercados en desarrollo dinámico. La puesta en marcha de una empresa en un entorno de este tipo debe ir precedida de una reflexión sobre el modelo de negocio. La falta de una estrategia bien pensada en un mercado competitivo suele conducir a la competencia de precios, lo que automáticamente baja la rentabilidad del negocio y lleva a cumplir con las expectativas del cliente sin satisfacer las necesidades de la empresa. La creación de modelos de negocio evita situaciones similares. Así que es hora de echar un vistazo a lo que es un modelo de negocio.

Modelo de negocio: ¿qué es? Definición de modelo de negocio

El modelo de negocio de una empresa, también conocido como modelo económico, es un plan que crea una empresa para generar ingresos y maximizar el beneficio operativo. En otras palabras, es un documento que describe toda la lógica que permitirá a una determinada empresa ganar dinero. Por lo tanto, el modelo comercial es fundamental para la mayoría de los planes comerciales y es una oportunidad para crear un negocio próspero y rentable.

Elementos del modelo de negocio

El propósito del modelo de negocio es planificar cómo creará valor para sus clientes y luego cómo se lo entregará. Además, este plan responde a las preguntas: ¿cuándo debe comenzar su negocio, cómo puede crecer y cuándo sabrá que ha tenido éxito? Cada modelo de negocio desarrollado minuciosamente debe constar de cuatro elementos básicos. Aquí están:

¿QUIÉN es el cliente de la empresa?
Dirigir su oferta a un público amplio no permitirá que su empresa se concentre en los clientes que realmente necesitan su producto o servicio. Por lo tanto, al crear un modelo de negocio, vale la pena limitar el grupo de destinatarios a dos o tres personas definidas con precisión. Hemos preparado algunos ejemplos de preguntas que puede hacerse para crear una imagen clara de sus clientes :

– ¿Qué edad tiene su cliente?
– ¿Ella tiene hijos?
– ¿Cual es su profesion?
– ¿Dónde vive? – ¿Cuáles son sus pasiones?
– ¿Qué necesito?
– ¿Cómo toma decisiones de compra?
– ¿Qué redes sociales utiliza?
– ¿Por qué debería elegir tu producto o servicio?
– ¿Qué puede impedirle aprovechar su oferta?

¿QUÉ valor ofreces?
El segundo elemento del modelo de negocio define el valor que pretende brindar a su audiencia para satisfacer sus necesidades y expectativas. Piensa qué producto o servicio puedes ofrecer a tus clientes objetivo y descríbelo con el mayor detalle posible.

¿CÓMO entregará valor a sus clientes?
Piense en qué métodos, herramientas o tecnologías utilizará para ofrecer un valor definido a sus clientes. Piensa también en cómo en esta etapa puedes destacarte de la competencia que ofrece productos o servicios similares. Esto le dirá qué puede hacer de manera diferente para satisfacer más completamente las necesidades de sus clientes objetivo.

¿POR QUÉ el cliente debería aprovechar su oferta?
Para definir el cuarto elemento del modelo comercial, puede considerar por qué su cliente objetivo debería dejar a su proveedor actual y aprovechar su oferta. ¿Cuáles son los beneficios de hacer que corra riesgos y se asocie contigo? ¿Por qué el cliente debería pagarte? Vale la pena considerar cómo podrá realizar este pago.

Por supuesto, los modelos de negocio no tienen que (y no deberían) limitarse a definir solo los cuatro elementos anteriores. En su análisis, también puede incluir información sobre cómo implementará el modelo desarrollado en su negocio, si establecerá cooperación con algunos socios comerciales y qué recursos estratégicos tiene su empresa a su disposición.

Antes de comenzar a construir un modelo de negocio, vale la pena conocer bien el mercado y sus tendencias. Los datos recopilados deben ser reales y verificados de manera confiable. De lo contrario, corre el riesgo de desarrollar su modelo basándose en supuestos erróneos.

Modelo de negocio: ¿cómo hacerlo?

Construir modelos de negocios es básicamente hacerse las preguntas correctas para obtener la información necesaria de las cuatro áreas definidas anteriormente. Sin embargo, antes de eso, es necesario elegir la herramienta adecuada con la que podrá recopilar todos los datos necesarios de una manera que le permita utilizarlos en el futuro para el desarrollo comercial. Los expertos en el campo de la creación de modelos de negocios utilizan muchos métodos diferentes en su práctica. Uno de los más populares y utilizados es el modelo Canvas.

Modelo de lona

El modelo Canvas le permite crear modelos de negocios presentándolos en una sola página en forma de tabla. Este proceso rápido y sintético también lo ayuda a prepararse para una presentación oral de su proyecto. Esta herramienta funcionará para casi cualquier tipo de negocio, independientemente de la escala y el tipo de valor ofrecido. Permite verificar la consistencia entre lo que se venderá y por qué, a quién, cómo y por cuánto. Al mismo tiempo, Canvas le permite mapear elementos de diseño clave, comprender las interacciones entre ellos y organizarlos.

Se pueden utilizar varios métodos para crear un modelo de negocio de Canvas. El método más conocido y ampliamente utilizado en la actualidad fue propuesto por Alexander Osterwalder e Yves Pigneur . Según la suposición de los autores, el modelo Canvas consta de 9 elementos:

– segmentos de clientes,
– propuesta de valor,
– socios clave,
– actividades clave,
– recursos clave,
– canales,
– relación con el cliente,
– estructura de costos.

Los bloques individuales del modelo comercial Canvas forman un todo inseparable, que en la forma final constituye el modelo comercial de la empresa.

Modelo de negocio: un ejemplo

No existe un modelo de negocio ejemplar perfecto. Los modelos de negocios se pueden categorizar de varias maneras, en función de muchas relaciones de mercado diferentes. Además, las empresas rara vez utilizan un solo tipo de modelo. La opción más ventajosa es crear tu modelo, que será una combinación de varios tipos diferentes. La clasificación más popular de modelos de negocio se basa en la relación entre una empresa y sus clientes y distingue los siguientes tipos de modelos:

– B2C (Business-to-Customer): las empresas dirigen su oferta a clientes individuales,
– B2B (Business-to-Business): la empresa ofrece valor a otras empresas,
– C2C (Customer-to-Customer): intercambio de bienes entre consumidores,
– P2P (Peer-to-Peer): compartir archivos en Internet sin necesidad de transferirlos a través del servidor principal,
– E- o m-commerce: consiste en vender productos y realizar transacciones a través de Internet y dispositivos móviles.

>> Aprendizaje automático en los negocios <<

Para inspirarte aún más, aquí hay algunos ejemplos de otros modelos comerciales populares.

A. Producción y distribución
La producción es un modelo comercial clásico. Consiste en transformar materias primas en productos destinados a ser comercializados. Ejemplo: un artesano vendiendo sus productos.

B. Franquicia
En este modelo, el franquiciado adopta el concepto del franquiciador que otorga permiso para utilizar su idea. A cambio de la posibilidad de utilizar un modelo cuya rentabilidad haya sido probada, el franquiciado está obligado a pagar al franquiciador una parte fija de su facturación. Ejemplo: cadenas de restaurantes de comida rápida.

C. Alquiler
Este modelo de negocio consiste en cobrar a los clientes por usar un producto o servicio durante un período de tiempo específico sin realizar una compra. Como resultado, los consumidores obtienen acceso a bienes que quizás no puedan pagar o simplemente no quieran comprar. Ejemplo: alquiler de coches.

D. Publicidad
El modelo publicitario es uno de los modelos comerciales más antiguos y aún desarrollados. El cliente paga por la visibilidad para difundir su mensaje a través de una variedad de medios. Ejemplo: Anuncios ofrecidos por Google en la página de resultados de búsqueda.

Un proceso largo pero rentable

Un modelo de negocio es una receta específica que se convertirá en la base para el éxito de su futuro negocio si se prepara bien. Sin embargo, si ya tienes un negocio, sin importar si tu empresa es una startup o más bien un negocio que puede calificarse de tradicional, es importante que analices a fondo tu modelo, porque gracias a esto podrás mejorar efectivamente el rendimiento de tu empresa. ¿Siente que necesita apoyo para crear o desarrollar su modelo de negocio de comercio electrónico? Por favor no dude en contactar con nosotros. Gracias a un diagnóstico en profundidad del modelo económico, ayudamos eficazmente a nuestros clientes a cuestionar sus modelos de negocio y mejorarlos, oa diseñar e implementar soluciones completamente nuevas.

Publicado enCambiador de palabrasGenerador de sinonimosModelo de negocioReescribir textos