Saltar al contenido

Banners de Google Ads: ¿cómo diseñar?

Google Ads le permite promocionar su marca no solo en el motor de búsqueda de Google, sino también en millones de sitios web asociados. Esta categoría incluye sitios web de casi todos los tipos, desde pequeños blogs de pasatiempos dirigidos a una audiencia limitada, pasando por sitios web de tamaño mediano (por ejemplo, portales temáticos especializados que han logrado volverse reconocibles en una industria determinada), hasta grandes portales horizontales administrados por corporaciones de medios y visitado diariamente por cientos de miles de usuarios de Internet. La Red de Display de Google, que forma parte de Google Ads, cubre de diversas formas alrededor del 90 % de los usuarios de Internet.

El sistema es muy sencillo y funciona de tal forma que tanto el anunciante como la página en la que se colocan los anuncios se benefician de él. El anunciante obtiene acceso a una gran cantidad de clientes potenciales, mientras que el sitio web asociado gana dinero al proporcionar espacio publicitario; según las decisiones comerciales y el diseño, puede ser un panel pequeño (o paneles) o marcos grandes que oscurecen el contenido de la página.

Es importante destacar que los banners en la Red de Display de Google solo se pueden mostrar a personas específicas gracias a la orientación y el remarketing. Esto significa que un usuario determinado recibirá un mensaje diferente (se mostrará un banner diferente) que la otra persona que ingrese al portal, en función de su comportamiento anterior en la Web, el historial de términos de búsqueda ingresados y los sitios web visitados. Esto garantiza una mejor coincidencia y, por lo tanto, mejores resultados de la campaña que en el caso de los banners estáticos que se muestran de la misma forma a todos los usuarios de Internet que visitan un portal determinado.

Sin embargo, incluso el uso perfecto de las posibilidades de orientación que ofrece Google Display Network no será suficiente si los banners de Google Ads que se muestran no están bien diseñados y son visualmente atractivos. Después de todo, su tarea es animar a los destinatarios a hacer clic. El diseño de banner correcto tiene un gran impacto en la efectividad de la campaña y en lograr un alto CTR (tasa de clics).

Las pautas de Google para los atributos de los banners son simples y bastante directas. El anuncio debe hacer referencia directa a la oferta que se promociona (sin “contrabando” de otras empresas o productos), y no debe:
– contienen imágenes de baja calidad (demasiado comprimidas o ilegibles por otras razones);
– engañar al usuario (contener información falsa, por ejemplo, advertencias sobre un virus imaginario para aumentar las tasas de clics);
– promover contenidos pornográficos o eróticos (Internet también es utilizado por menores).

Puede ver las dimensiones de los banners en la Red de Display de Google en un artículo aparte en nuestro blog.

¿Cómo diseñar banners de Google Ads?

No existe una forma universal de crear un banner que garantice excelentes resultados de campaña. Sin embargo, a la hora de diseñar, puedes tener en cuenta las buenas prácticas de diseño, gracias a las cuales los banners tendrán muy buenas posibilidades de conseguir el CTR deseado.

Los banners de Google Ads generalmente consisten en:
 – fotos del producto (packshot) y/o fotos que ilustran la oferta (de una sesión de fotos dedicada o del portal de stock);
– logotipo;
– eslogan publicitario opcional;
– llamada a la acción (CTA).

Foto de paquete

La foto del packshot se centra en el producto. Hacer un buen packshot no es fácil, hay que tener en cuenta, entre otros:

– Perspectiva: el producto debe presentarse de tal manera que lo presente, en la medida de lo posible, en todo su esplendor y, al mismo tiempo, en el ángulo correcto que enfatizará sus ventajas y funciones más importantes. Al promocionar, por ejemplo, un cochecito para un niño, es mejor mostrarlo no directamente de frente, sino ligeramente inclinado, gracias a lo cual, además del asiento, también mostraremos otros elementos: las manijas para los padres. o ruedas traseras.
– Fondo: por regla general, una foto de paquete no tiene fondo, lo que, por supuesto, no significa que el banner no se pueda «aplicar» al fondo seleccionado. El proceso de eliminar el fondo de la foto original se llama rayado y es muy importante: si se hace mal, es decir, si se dejan fragmentos de la versión «antigua» en los bordes, se reducirá la calidad visual del packshot. Algunas empresas también optan por incluir una sombra proyectada por el producto en sus packshots; esta es una opción a considerar.
– Iluminación: los productos se presentan de manera diferente según la intensidad de la luz: la misma carcasa de plástico puede parecer de baja o alta calidad. Una iluminación mal seleccionada resaltará los defectos del producto, perjudicando las ventas. Por supuesto, mucho se puede «arreglar» con la posproducción, pero requiere tiempo, costos y la participación de un retocador.

Foto ilustrativa

Una imagen que muestra el contexto de nuestra oferta de forma más o menos evidente. Una agencia de viajes puede decidir visualizar una playa paradisíaca o un lujoso centro de spa, y la pista de rally probablemente presentará una visualización dinámica de un automóvil a toda velocidad. Cuantas empresas e industrias, tantas posibilidades.

En el caso de, por ejemplo, servicios de expertos u ofertas de reclutamiento, vale la pena usar una foto real de una persona que trabaje en la empresa anunciada, mejor si trata un tema determinado: genera credibilidad y una imagen profesional. Otra opción es utilizar una foto externa de una persona que te inspire confianza y te anime a hacer clic.

Las imágenes de la foto de archivo (stock) se pueden descargar de sitios pagos, como Adobe Stock o Shutterstock. Sin embargo, hay muchos portales con una gran cantidad de imágenes gratuitas disponibles: Pexels, Pixabay, Unsplash y algunos más. Los gráficos pueden editarse libremente (si la licencia lo permite) y ajustarse a nuestras propias necesidades.

Logotipo

Si el tamaño del banner lo permite, es buena idea ponerle el logo de tu marca. La visualización del logotipo genera reconocimiento y, en el caso de marcas premium, aumenta significativamente el CTR. Sin embargo, vale la pena recordar que el logotipo generalmente debe ser solo uno de los elementos, no el punto central dominante del banner. Tampoco es necesario forzarlo si perturbaría toda la composición o violaría el campo de protección descrito en la identidad visual de la marca.

Llamada a la acción (CTA)

El banner presenta la oferta de forma visualmente atractiva, pero el CTA es el factor que “finaliza” el clic. Una llamada a la acción es un texto que anima a realizar una acción, que debe ser lo más breve y sencilla posible por un lado, y explicando por otro qué beneficios recibirá el usuario tras realizar la conversión. Las frases más populares en CTA son, por ejemplo, «compre ahora» (oferta de venta), «descargue una guía gratuita» (animo a leer) o «únase a nosotros» (anuncio de trabajo), pero puede ser un poco más creativo. dependiendo de lo que ofrecemos y cómo queremos comunicarlo.

Sin embargo, el texto no es el único elemento: la CTA generalmente debe estar separada del resto del banner, p. colocado sobre un fondo de un color diferente al resto de la creatividad.

Los errores más comunes al crear banners de Google Ads

– Exceso: A menudo sucede que los anunciantes quieren presentar su oferta de forma extensa y enumerar todas las ventajas de un determinado producto o servicio o poner varias fotos. El momento de eso llegará después de hacer clic, cuando el cliente irá a la página de destino. El propósito del banner es fomentar la conversión presentando el punto más fuerte (o posiblemente los puntos) en forma abreviada. En la gran mayoría de los casos, menos es más, y el espacio vacío (el llamado espacio en blanco) es una parte integral de un banner bien diseñado.
– Ignorar la identificación visual: la consistencia es una de las claves para crear una marca reconocible y confiable. Si una marca determinada ha estado usando una combinación de colores específica durante años, puede, si el libro de marca lo permite, hacer modificaciones sutiles, pero un cambio completo de la paleta de colores, aislado de la identificación desarrollada, causará disonancia en el cliente. . Esto no significa que la campaña fracasará, pero es una acción a corto plazo que puede resultar dañina a largo plazo.
– Clickbait: el contenido colocado en el banner, tanto gráfico como de texto, debe estar relacionado con la oferta. El sistema de la Red de Display de Google no permitirá que el anuncio sea claramente incompatible con su mensaje, pero el diablo está en los detalles. Una campaña orientada a camarillas, en la que se “excede” de manera poco ética en la presentación de la oferta en relación con su valor real, probablemente tendrá un excelente CTR, pero al final el cliente no hará muchas conversiones finales y también se alienará. de la marca.

Publicado enCambia palabrasGoogle AdsParaphrase español